Vender más y más rápido es el sueño de toda empresa y de todos los representantes de ventas que ejercen esta excitante profesión.

Independientemente de su rol de negocios o del producto que comercialicen, todos quieren vender mejor. Pero ¿Cómo se puede alcanzar este objetivo? A continuación listamos 12 de las mejores técnicas que utilizan los vendedores más exitosos del mundo y que sin duda pueden ayudarte a mejorar significativamente los resultados en tu negocio:

1. Conocen al detalle el perfil de sus clientes

Lo primero para vender bien es saber quién es nuestro cliente. Es un  cliente ideal, Conocer sus intereses, gustos, hábitos online y offline, estructura familiar, etc es imprescindible para enfocar una buena estrategia.

Cuando estás buscando clientes por teléfono, o si estás promocionando un producto o servicio nuevo, no pienses solo en vender durante la primera serie de llamadas. Debes dar una descripción de tu negocio y los servicios y productos que ofreces, pero más importante, debes recopilar información acerca de tu interlocutor.

Estos primeros contactos te permitirán analizar mejor cual va a ser tu manera de trabajar. Es importante que seas perspicaz e identifiques a tus futuros clientes y su perfil.

2. Transmiten un mensaje efectivo

Un mensaje efectivo debe generar credibilidad con tus clientes potenciales.
Un pequeño secreto es no enfocarse en hablar de tu producto o servicio, sino más bien centrarse en los resultados y los beneficios. En pocas palabras, tus clientes quieren hablar con un hombre de negocios, no con un simple comerciante.

Para poder transmitir un mensaje efectivo se necesita saber escuchar, ser empático y usar palabras sencillas y claras. Los mejores vendedores saben hacer las preguntas correctas y escuchan atentamente las respuestas.

3. Usan más correo y menos llamadas

Procura no llamar demasiado por teléfono a tu cliente potencial, esto puede ser molesto y aniquilar la venta si tu prospecto simplemente decide ignorarte. Se natural, y la próxima vez manda un

mensaje instantáneo o un email. En muchas ocasiones esto funciona mejor que hacer una segunda llamada.

El propósito de este correo debe ser un poco más informal, tratando de empatizar como igual ante tu cliente, y parecer lo menos posible alguien que solo quiere vender.

En el correo, destaca tus buenas ideas u ofertas del momento. Un truco muy útil al escribir el correo, es iniciar en el punto donde la última conversación finalizo, por ejemplo: “A raíz de una observación en nuestra conversación telefónica el mes pasado, se me ocurrió una manera de …“.

4. Ven a sus clientes como socios

Tus clientes no son solo clientes, ellos también son tus socios.
Dicho lo anterior, el hacer ventas lleva inmediatamente todo a otro nivel.

Si uno de tus socios necesita algo, ¿por qué no dejar que el departamento de ventas le ayude?

Si eres capaz de mostrar a tus clientes que tu empresa tiene una moral de acero sobre el trabajo, esto generalmente se traducirá en el hecho de que la próxima vez que tu cliente necesite tu tipo de servicio, muy seguramente volverá contigo.

Y no solo eso, también es muy probable que te recomiende a otros.

5. Son intuitivos

Quieres aumentar tus ventas? Eso es obvio.

Ahora tómate el tiempo para hacerte esta pregunta clave: “¿Qué es lo que mi cliente necesita y no me lo pregunta?” Esta es la mejor manera de aumentar tus ventas. Haz una encuesta a tus clientes, y si ellos piensan que no necesitan nada, sigue tu intuición.

Desarrolla un plan que se adapte a las necesidades de tus clientes y preséntaselo, crea una necesidad y hay grandes posibilidades de que cambien de opinión.

6. Brindan un servicio al cliente impecable

Los mejores vendedores siempre acompañan su estrategia de un excelente y extraordrinario nivel de servicio al cliente.

Usualmente hacen lo que sea para quedar bien con sus clientes y esto contribuye a facilitar la decisión de compra o la lealtad hacia tu forma de trabajar.

En el proceso estos vendedores son capaces de alinear los procesos de la organización e incluso intervenir personalmente para que el cliente sea atendido como un rey. Y la diferencia se nota en los números.

7. Tratan con sus clientes en persona

Nunca hay segundas oportunidades para dar una buena impresión.

Así que apaga tu teléfono móvil y enfócate en tu proceso de venta e inicia tu presentación de manera profesional. Nunca describas tu producto o servicio leyendo notas o folletos.

Los grandes vendedores se aseguran de ser escuchados y comprendidos con claridad. No usan modismos propios o de su empresa, ni tampoco palabras que no puedan entender todos los clientes. Por el contrario su lenguaje es simple y fácil de comprender.

Debes ir lo suficientemente preparado para responder las preguntas de tu cliente con naturalidad.

8. Hacen presentaciones de ventas cautivadoras

Tanto si les toma cinco o cincuenta minutos hacer una presentación de ventas, organizan su contenido y mantienen un diálogo con su audiencia que es lo más importante.

Asegúrate de presentar claramente la idea básica de tu servicio o producto desde el principio, y luego apoyala con tres puntos para explicar al máximo de los beneficios del mismo. Incluye testimoniales de clientes satisfechos y agrégale una dosis de emociones, esto siempre enriquece el mensaje.

Si hay poco tiempo, deje de lado las historias u otros datos de los que puedas prescindir para que puedas concentrarte en lo esencial.

9. Toman la iniciativa al cerrar una venta

Al final de una presentación comercial, el cliente cree saber lo que él (o ella) necesita saber para tomar una decisión.

El “truco” en esta situación es pedir con sutileza al cliente tomar una decisión pronto, esto se puede hacer diciendo “, ¿Por qué no intentarlo?” “Puedo entregárselo hoy (o mañana) mismo“. De hecho hay muchas técnicas de cierre pero ninguna de ellas funciona si no se intenta. En el caso del sector inmobiliario: arriendo de Oficinas y espacios de trabajo suele cerrarse la venta con “Esta reservado para usted”

Un asesor de primer nivel toma siempre la iniciativa en este punto de la charla con el cliente potencial para motivarlo a la acción.

10. Siempre van por más ventas

Algunos se sienten con el derecho de relajarse una vez que las ventas de su día han alcanzado su cuota. Pero un vendedor de primer nivel jamás hace eso.

Si ese es el momento en que puedes ser el mejor. En vez de conformarte con tu cuota de ventas hecha y ponerte a descansar, sigue haciendo llamadas telefónicas. Sigue haciendo visitas y enviando información vía electrónica.

Esto traerá mucho más proyectos al negocio y es el mejor momento para demostrar hasta donde eres capaz de llegar. Tus esfuerzos serán más eficaces si te encuentras siempre en acción en lugar de parar y volver a empezar.

11. Planifican su semana de forma eficaz

Los mejores vendedores del planeta son organizados. Tienen una agenda y jamás olvidan una cita. Tienen un maletín con todos los documentos y lo necesario para atender una presentación de ventas profesional.

Así que cada noche, escribe en tu diario todas las personas con las que necesitas ponerte en contacto y todos los proyectos que se te presentarán para al día siguiente.

También planifica un horario para tus llamadas telefónicas con el fin de reducir el tiempo dedicado a conducir si tienes que viajar para llegar a una cita.

12. Construyen la lealtad de su cliente

La parte más difícil es obtener la confianza de la gente. Pero si lo logras, tus ventas serán ilimitadas.

Primero debes crear una relación personal y la confianza viene a continuación. No dudes en hacer un poco más de esfuerzo y, ayudarle a tus clientes inmediatamente si un problema surge.

Mantén siempre tus promesas. Todo esto hace que sus clientes se sientan seguros con tu asesoría de ventas.

 

Fuente: Ideasdenegocio.com